Yael Tachdjian inicia su recorrido en el diseño a través de la técnica del reciclado interviniendo prendas antiguas.
A los 19 años, lanza su primera colección compuesta por 55 prendas únicas.
Estudia molderia con Ricky Casali de quien obtiene las herramientas necesarias para plasmar sus ideas. Dada su inclinación por lo escenográfico, también estudia vestuario en el Teatro Colón.
Diseña para marcas de ropa y en la actualidad se dedica al diseño y confección de uniformes personalizados para empresas gastronómicas.
Se destaca por su capacidad para definir y representar  la identidad de cada empresa, basándose en un profundo estudio de la imagen corporativa ya existente (isologo, estéticas, colores, etc) así como también desarrolla piezas únicas según la función y necesidad del personal.
Igriega diseña a pedido y se ajusta a cada cliente logrando un producto único.